“Si no escalas la montaña jamás podrás disfrutar el paisaje”. Pablo Neruda.

1

Después del recorrido por la ciudadela Inca, teníamos tickets para subir la montaña Machu Picchu (Montaña Antigua).

2

No tenía la menor idea de lo que me esperaba, ni mucho menos lo que representaría este senderismo, llegar a la cima de la montaña me tomo 2 horas y 30min, subiendo a una altitud de 3082m estando en las ruinas de Machu Picchu a los 2430m. La altura es algo que me choco durante mi estadía en cusco, me bajoneaba constantemente, entre la migraña, el letargo, las náuseas, la agitación y hasta quedarme dormida entre recorridos en movimiento, no ayudaban a que mi condición física para subir la montaña Machu Picchu fuera óptima.

4

Durante el ascenso hice muchas paradas algunas para descansar, respirar, hacer fotografías, admirar el paisaje; ya que se podía ver por completo las ruinas de Machu Picchu y la montaña Huayna Picchu (Montaña Joven).

3

A medida que iba subiendo los largos escalones de piedra, veía como otros senderistas que subían la montaña se quedaban, algunos se devolvían sin haber llegado a la cima, pero todo aquellos que encontrábamos en el camino que venían de vuelta, nos animaban a seguir, con una sonrisa en los labios, nos decían beautifulera un impulso a continuar…

24

Pero la mente siempre te hace malas jugadas, y por momentos me bloquee, creí que no lograría llegar a la cima, el efecto del mal de altura se hacía presente en cada paso que daba; Pensé en rendirme más de una vez, a diferencia de mi compañera de viaje (Sherly), que siempre tuvo la determinación de llegar a la cumbre, y a más de uno nos contagió con su energía y espíritu  lo que nos impulsaba  a no dejarnos…

8

El último tramo de la montaña decidí relajarme, respirar, mascar hojas de coca, tomar mis cuentas tibetanas que siempre me acompañan y hacer mantras, pero con la determinación de llegar a la cima.

¡Y llegue!..  Abrí los ojos para contemplar la belleza, mientras el viento no sólo despeino mi cabello rizado, también purifico mi mente, y limpiando el polvo de mi alma.

14

La vista de la ciudadela Inca Machu Picchu, el río Urubamba, y el pico del nevado Salcantay desde la cumbre de Montaña es realmente ¡beautiful!

11

 “La vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos que te dejan sin aliento”  Kevin Bisch

17

Estuvimos unos minutos en la cima, antes de volver a la ciudadela; y me marche con la promesa de intentar cada día ser la mejor versión de mi misma…

25

Y como todo lo que sube baja…Bajar nos tomó menos tiempo, una aproximado de 1 hora y  30 minutos, con su grado de dificulta, uno por el desgaste de la subida y dos por empinado que resultaba los escalones de bajada, que muchas veces era mejor bajar ladeado para impactar menos las pisadas; Hasta que llegamos a la caseta de registro y firmamos nuestra salida de la montaña…. Para volver a encontrarnos con la gran ciudadela Inca.

23

“Vive tu vida como si subieras una montaña. De vez en cuando mira la cumbre, pero más importante es admirar las cosas bellas del camino. Sube despacio, firme, y disfruta cada momento. Las vistas desde la cima serán el regalo perfecto tras el viaje.”

Harold V. Melchert